foto archivo vippa bcn

Creu Roja: Migraciones forzosas

Ayer, día 12 de diciembre del 2018, VIPPA-BCN acudió al Forum de reflexión y debate sobre migraciones forzosas organizado por el voluntariado de cooperación internacional, derechos humanos y derecho humanitario de la Creu Roja de Barcelona.

Las migraciones forzosas, en nuestros días, están afectando a millones de personas a las que se les vulneran sus derechos y para los que, la institución da soporte a nivel local y global. La agudización de los conflictos en Siria, Sudán del Sur, República Centroafricana, Afganistán o República Democrática del Congo, así como de la represión contra la minoría rohingya en Myanmar, que no deja de crecer, y el largo exilio del pueblo palestino, agravado por la reciente espiral de violencia, hace estallar la llamada “crisis de los refugiados”. Se trata de la mayor catástrofe humanitaria desde la segunda Guerra Mundial.

A todo ello, se unen las dificultades que viven las personas refugiadas y migrantes a lo largo de su trayecto migratorio: violencia en países de tránsito y en las fronteras exteriores de la Unión europea, explotación, devoluciones ilegales, criminalización, políticas restrictivas de asilo.

En cada viaje, miles de desesperados mueren sin completar la travesía hacia el prometido paraíso. No mucho duran las ilusiones de los pocos que consiguen llegar.

En el acto estuvieron presentes, la Presidenta de la Asamblea Local de Barcelona de la Creu Roja, Mercè Torres que nos realizó una introducción de la entidad y del evento, Frantzy de Sir, especialista en relaciones internacionales y escritor que nos explicó la historia de una refugiada que nos puso los pelos de punta, Soledad Torrecuadrada catedrática acreditada de derecho internacional público de la Universidad Autónoma de Madrid que habló sobre las acciones y limites legales, Abel Martínez Mejías Pediatra del Consorci Sanitari de Terrassa que nos contó su experiencia en campamentos de refugiados en Grecia y Oscar Velasco director de comunicación de la Creu Roja de Catalunya que con su exposición y su emulación sobre el móvil de un refugiado nos intentó poner en su piel, aunque, por muy empático que seas nunca podrás imaginar el sufrimiento de las personas que llegan a nuestro país huyendo del terror de sus países y abandonando toda su vida para, tras un horrendo periplo y contando con que lo consigan, llegar a un país donde no les quieren.

Por favor, humanicémonos y ayudemos a estas personas que lo han perdido todo y solo esperan cariño, trabajo y recuperar sus vidas.

VIPPA-BCN se une a la lucha contra la vulneración de los derechos humanos y humanitarios.